jueves, 31 de mayo de 2012

Sr. Chinarro - ¡Menos Samba! (2.012)

En las 19 pistas que conforman este regreso que llega antes de que nos hubiésemos siquiera repuesto del impacto de su predecesor encontramos de todo.

Desde composiciones que encajan milimétricamente en el canon chinarresco hasta coqueteos con otros géneros que uno no sabe muy bien si tomarse en broma o en serio. En la primera categoría aparecen Tu elixir, relectura de Del montón que la lleva hasta la político-enología, género impensable fuera del mundo de Luque, Todo acerca del cariño, con unas metáforas sobre follar y pescar que resultan más afortunadas de lo que evoca la misma idea en el momento que se coloca sobre la mesa o Santa Bárbara (General Dynamics SA), enésimo acercamiento del compositor al santoral y cuyo estribillo se cuenta entre lo más memorable de esta ecléctica empresa.

En el mismo epígrafe, pero ocupando el polo opuesto en lo que a resultados se refiere, se encuentran la previsible La ley de Murphy (¡de Marfi!), con el ripio más estridente del conjunto (que no el único: muchos otros se aceptan con gusto… ¡si hasta le he dejado pasar un “Brasilia”, de la canción del mismo título, en consonante con “pedofilia” sin decir nada!), el de “la flauta de Bartolo”, a la altura del famoso “cordero a la brasa” al que se invitaban los Ellos en Lo dejas o lo tomas. Tampoco aparecerá en ningún grandes éxitos del artista (un grandes éxitos de Sr. Chinarro, dejo ahí el concepto para que lo paladeéis) La aseguradora, compilación de lugares comunes y juegos de palabras antitéticos que no le podemos permitir (“la poliza de vida es de muerte”, venga ya).

Por último, la sección de las excentricidades, que aquí está más concurrida que de costumbre, la ocupan devaneos guitarreros como Hot Mothers, tan agradable como fallido experimento con (a Dios gracias) gaseosa o La plaga, tema puramente de cantautor en el que resulta difícil reconocer al sevillano. El mensaje robótico de La arenga de los sindicatos futuristas cabe entenderlo como una broma para cerrar el disco por el que apenas debemos pasar de puntillas, pero La iguana Mari (la marihuana en una suerte de remedo del monja-jamón) probablemente el peor esperpento que jamás ha escrito Luque, resulta injustificable desde cualquier óptica.

Escúchalo en: Spotify
Reseña de: Tanaka Music 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...