miércoles, 1 de febrero de 2012

Mark Lanegan Band – Blues Funeral (2.012)

Resulta bastante curioso ver como de toda la generación Grunge, el único que ha sobrevivido haciendo cosas realmente interesantes, y distintas, es Mark Lanegan, que no fue de los más famosos. Evidentemente no cuento a Pearl Jam que hace años que están más cerca del AOR que de otra cosa. O a Mudhoney que siempre han ido a su puta bola. El que fuera líder de Screaming Trees, se ha labrado una carrera que no tiene ningún desperdicio, y todo gracias a su mente abierta, y a su forma de ver la música. El de Washington nunca ha tenido ningún problema en abrirse a otros estilos musicales o colaborar con gente tan dispar con el como Isobel Campbell, y acabar haciendo verdaderas joyas.

Ocho años después de Bubblegum – su último disco en solitario -, vuelve con un nuevo proyecto en han colaborado amigos suyos y compañeros de carrera como Josh Homme o Greg Dulli. En un acto de originalidad, lo ha llamado Mark Lanegan Band, y la verdad es que parece que a este hombre no se le acaba el talento nunca, y es capaz de facturar grandes discos constantemente.

En Blues Funeral, Lanegan nos propone un viaje por todos esos mundos musicales que ha visitado en estos últimos años, y lo hace con una soltura y un talento inmensos. Quizás, a los más puristas, las bases electrónicas de canciones como Ode To Sad Disco, Harboview Hospital – estas dos son de lo mejor de todo el álbum – o Gray Goes Black les den bastante grima, pero no deja de ser otro denso y oscuro disco de Mark Lanegan.

Como ya os podéis imaginar por el titulo, en este disco hay mucho blues, con muchos elementos de este siglo, pero al fin y al cabo no deja de ser blues. The Gravedigger’s Song o Riot In My House son buenos ejemplos de ese blues garajeo, denso y guitarrero que hacia con The Gutter Twins, y en St Louis Elegy lo lleva casi al soul gracias a una tranquila base electrónica . Por supuesto, también hay folk con una fuerte influencia de Leonard Cohen – Deep Black Vanishing Train suena al músico canadiense por todos los lados -. Y evidentemente, tampoco olvida su pasado en el mundo del Rock Alternativo, y lo demuestra en un tema tan grande como Quiver Syndrome.

Quizás le ha quedado un poco largo, y se ha pasado con la duración de alguno de los temas – esa Bleeding Muddy Water que suena bastante a esos temas que hacia Horace Andy con Massive Attack, se me hace muy pesada -, pero es una gran vuelta a su carrera en solitario, y la verdad es que suena estupendamente.

Escúchalo en: Antiquiet

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...