miércoles, 11 de enero de 2012

Son & The Holy Ghosts - Shadows & Monsters (2.011)

El aviso saltó hacia diciembre pasado: había un nuevo grupo en Palma, y era uno de ésos que a quienes auscultamos la escena palmesana nos inquieta, nos moviliza y hasta nos emociona. Se empezaba a correr por Palma el rumor de que había un nuevo
grupo con querencia por el pop sentido pero no empalagoso, el rock macerado pero no excesivamente recovecoso, el folk herido pero no sobreactuado.

La intrahistoria de la banda dice que llevaba varios años gestándose, pero no fue hasta hace relativamente poco cuando la hablilla que circulaba por la ciudad se materializó, aunque parcialmente: sucedió el día de la presentación del primer álbum de Petit. Ese día, Son & the Holy Ghosts ejercían de teloneros. Pero lo hicieron en formato acústico, de ahí que la presentación oficiosa quedase a medias. El debut oficial en formato verídica y adrenalíticamente eléctrico quedó postergado.

Son & the Holy Ghosts son Joan Grimalt (guitarras), Guillem Mesquida (guitarra y voz), Xesc Carbonell (guitarras), Josep Verdera (batería) y Dani Pi (bajo). A principios de 2008 editaron la demo en directo Bike, para pasar posteriormente a lanzar su primer álbum, Lyrics and songs, nueva muestra de las amplias —y a menudo excelentes— influencias que el rock americanizado ejerce en nuestras bandas locales. Lo primero que llama la atención en este disco debut es lo laborioso de las canciones.

Son temas de pop, rock y folk clásicos, ortodoxos, pero notablemente ambiciosos en la composición, con marcados cambios de dirección, de ritmo y, puntualmente, hasta de tono en una misma canción. A lo cual hay que añadir el importante plus de que todo suena muy bien tocado y grabado, asuntos que no hay que perder de vista, porque evidencia que estamos ante muy buenos músicos. Intuyo que elrepertorio de esta banda, si llega al punto de engrasado y solidez necesario, y se le pone la actitud entre motivada y de pura mala hostia que el rock&roll exige, puede suponer un aldabonazo de rock&roll espectacular sobre el escenario. El debut de Son & the Holy Ghosts pro-mete futuras maravillas, a pesar de que, en general, pueda llegar a sonar algo difuso y falto de algún elemento radicalmente novedoso o rompedor. En concreto, la voz de Mesquida suena poco matizada (nada que no arreglen 150 conciertos y 150 botellas de bourbon), y las letras abundan demasiado en lugares comunes. No importa lo más mínimo, porque la ortodoxia novel e inicial, si bien suele sonar algo indefinida y rígida, bien puede llegar en futuras canciones a convertirse en estilo particular y
genuino, si es empujada con ambición.

La ambición, si se reboza de talento, da fantásticos resultados. De ambos elementos, me parece que esta banda va suficientemente dotada. Y una última acotación. Hay otras dos nuevas bandas de las que hablan maravillas: Petröleo y 37-A. No sabéis

Reseña de: Victor M. Conejo (Bellver)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...