miércoles, 2 de noviembre de 2011

Maia Vidal - God is my bike (2.011)

Empecemos apuntando que esta chica medio americana medio francesa no es una cantautora al uso. Por un lado sorprende su amor por Rancid (llegó a publicar un Ep de versiones bajo otro nombre, y recupera alguna ahora), por el otro es sorprendente su capacidad para tocar toda clase de instrumentos y así aglutinar estilos muy diversos dentro de su amplio diccionario musical. Además de su voz dulce y angelical, usa violines, acordeones, instrumentos de juguete, y lo mismo suena un vals que una pieza de folk o un gospel con influencia de la música francesa. El suyo es un universo complejo al que, al mismo tiempo, resulta muy fácil acceder. Su música se escucha con frescura gracias a lo original de su propuesta y a que las canciones que compone están tocadas por esa varita mágica a la que sólo tienen acceso los músicos con un nivel por encima del habitual. Maia canta en inglés prácticamente todos los temas que aquí suenan, pero hay dos excepciones, “Je Suis Tranquille” y “Le Tango De La Femme Abandonnée”, interpretadas en un francés amable y seductor. Y como no, la versión de Rancid, una curiosa revisión de “It’s Quite Alright”. A seguir de cerca.

Escúchalo en: Spotify
Reseña de: Toni Castarnado (para Mondosonoro)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...