jueves, 17 de noviembre de 2011

Alberto Montero - Claroscuro (2.011)

Los paisajes de Barcelona, su luz, sus estampas y sus olores se cuelan por las rendijas de “Claroscuro”, segundo disco de Alberto Montero, antes en Shake y por vez primera entregado al castellano, el ejemplo más claro de que en la España musical siguen existiendo malditos a su pesar, un underground sin vocación de serlo. Imperdonable. Al igual que ocurrió el pasado año con “Los veranos y los días” de Dotore -curiosamente o no, otro delicioso cantautor pop cautivado por los encantos de la Ciudad Condal-, esta colección nos agarra por la pechera, y lo hace transportándonos desde el primer momento a un universo atemporal, en el que Montero reconoce la deuda con uno de los padres del rock argentino, Luis Alberto Spinetta. Levantado a partir de la guitarra acústica y la voz (a veces “medievalesca”, siempre juguetona, más expresiva que virtuosa) y elevado por obra y gracia de unos arreglos deliciosos y hasta lujosos (las cuerdas en “Duermevela” con las que se abre el disco), la secuencia de cinco canciones que componen la cara A es sencillamente inapelable. Baja un peldaño el segundo tiempo, lo que no impide que pocos discos de estas características, nacionales o de fuera de nuestras fronteras, vuelen tan alto en este 2011.

Escúchalo en: Spotify
Reseña de: Luis J. Menéndez (para Mondosonoro)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...