martes, 18 de octubre de 2011

Noel Gallagher’s High Flying Birds - Noel Gallagher’s High Flying Birds (2.011)

2011 ha sido el año en el que los hermanos Gallagher han dado comienzo (o continuación, según se mire) a sus carreras musicales por separado tras el turbio fin de Oasis en 2009. Dos años cual partida de póker en los que Liam fue el primero en mostrar sus cartas con Beady Eye, rocanrolero proyecto junto a los restantes miembros de la mítica formación del que, pese a la ausencia de su hermano mayor, salió bastante airoso con un disfrutable álbum de debut (‘Different Gear, Still Speeding’). Ahora, según va entrando el año en su trimestre final, es cuando Noel despliega los naipes sobre el tapete con sus High Flying Birds y un disco de homónimo título, producido a medias entre el propio autor y Dave Sardy (quien también produjo los dos últimos discos de Oasis) y grabado entre Londres y Los Ángeles. Entre las filas de los High Flying Birds también hay viejos conocidos, como Mike Rowe, quien se encargaba de los teclados para los directos de la banda de Manchester.

Con una duración bastante concisa e ideal para las caras de un LP, estas diez canciones no introducen demasiadas novedades. Cabrían destacar los vientos estilo Nueva Orleans en ‘The Death Of You And Me’ o ‘Dream On’, pero todo lo demás lo hemos escuchado antes en mayor o menor medida. Todo es sin duda más personal, más original que lo que facturaron Beady Eye, quienes se quedaban en un homenaje al pop rock británico; pero no dista de la marca Oasis por ejemplo la épica de ‘Everybody’s On The Run’, ya presente en temas como ‘Falling Down’.

Sí que es cierto que, pese a jugar con unos parámetros de sobra conocidos y dominados, la tónica del álbum es menos rockera, más folkie, más relajada en definitiva. La canción más singular en cuanto a planteamiento y producción (y a la vez la que más destaca) es claramente ‘AKA…What A Life!’, con una base electrónica y dominada por un piano y la voz de Noel, mucho más expresiva y agradable que lo que queda de la de su hermano Liam (qué desperdicio, con el vozarrón que tenía el menor de los Gallagher en los 90).

Sin contar con este último tema, lo cierto es que un halo de melancolía sobrevuela la mayoría de cortes, lo cual no es una connotación negativa en absoluto, pues no cabe sino apreciar la belleza de ‘If I Had A Gun…’ o ‘AKA…Broken Arrow’, perfectas para ambientar y reconfortar al oyente en un sombrío día de rutina. Como con ganas de más, de un segundo LP que sea la cara opuesta de éste, llega el arrebato rockero de ‘(Stranded On) The Wrong Beach’ y la coda de ‘Stop The Clocks’, compuesta en 2001 y que finalmente ve la luz. Sin ser la revelación musical del año, el debut de Noel Gallagher en solitario se deja querer y demuestra que en una hipotética reunión de Oasis, nuestro protagonista seguiría teniendo sobradas razones para llevar la batuta de la banda.

Escúchalo en: Spotify
Reseña de: Jenesaispop

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...