jueves, 8 de septiembre de 2011

Espaldamaceta - Madera y poca luz (2.008)

Las composiciones de Espaldamaceta veían la luz vía Myspace y no dejaban indiferentes. En concreto, "Ahora que la mierda me llega hasta los ojos" y la estremecedora versión de "Mil millones de veces" de Los Planetas generan una gran expectación entre los más avezados buscadores de propuestas nuevas, tanto por su personalísima y aterciopelada voz, como por la desnudez con que se nos presentaba, tan sólo arropado tímidamente por sencillos acordes y rasgueos minimalistas que logran pronto generar un estímulo: un escalofrío que recorre nuestra espina dorsal indicando que algo es bueno.

Así, José Juan se autoproduce un disco de doce canciones entre las cuales no se encontraba la estupenda versión planetera -habría que esperar un año más para disfrutarla editada en el EP "Cae Algo al Suelo" (Bankrobber, 2009)-, y que por insistencia de un buen amigo logra despertar el interés del sello catalán Bankrobber, casa también de gente como Guillamino o Sanjosex.

Once composiciones propias y una deliciosa canción tradicional menorquina entre las cuales es difícil señalar una por encima de otra, pues nos sumergen en un mantra tan melancólico y miserable como disfrutable en el que percibimos el influjo de llorones ilustres como Thom Yorke ("Hay gente que") o Jeff Buckley, pero con un sabor que bascula entre lo mediterráneo y lo sudamericano, sobre todo en el rasgueo de la guitarra y la suavidad en el deje de la voz.

Referencias que quedan en eso, en simples destellos fugaces, pues la de Espaldamaceta es, ante todo, una propuesta personal, capaz de emocionar como sólo potentes féminas tales como Cat Power, Beth Gibbons, Anari o incluso la propia Chavela Vargas pueden hacer, y que en estos días supone una propuesta suicida que celebramos se haya abierto algo más que un huequito.

Escúchalo en: Spotify
Reseña de: Lafonoteca

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...